URKO OTEGUI

He de confesar que resulta más fácil verle sentado desde la grada que tenerle enfrente de mí. ¿Nervioso yo? He de confesar que bastante, pero es por el respeto y admiración que le tengo.

¿Cómo puedo empezar a hablar de Urko? Es difícil porque está todo dicho de él… sólo puedo opinar personalmente, y espero coincidir con muchos de vosotros. 

Para mí es el jugador y persona que cualquier entrenador y club desearía tener. Un líder nato en la cancha y fuera de ella. 

Cualquier club y afición precisa de jugadores de esta pasta, siendo el nexo de unión entre ambas,en especial cuando no vienen bien dadas.Le consideran popularmente más palentino que al Cristo del Otero y cualquiera puede verle en su día a día por esta ciudad, siempre dispuesto a intercambiar unas palabras con cualquiera que se le acerque,ya sea de baloncesto o lo que surja.

Urko comentó que dejó el remo por una pelota de basket,bendita decisión. Pero metafóricamente hablando continúa usando ese remo para tirar de su equipo y de su afición cuando más se necesita.

¿Qué recuerdos tiene de la  época en la que comenzaba su formación deportiva?

Empecé tarde a jugar, con 16 años, pero al principio me lo tomaba como hobbie al igual que los demás compañeros. Asi que si alguien me hubiese dicho que iba a llegar a jugar casi 100 partidos en ACB y todo lo conseguido en LEB no me lo hubiese creído.

¿Hubo alguna persona (entrenador, compañeros…) que la haya marcado en esos años?

En el juveniles de San Sebastián tenía un equipo de Leb y jugaba el pivot Eduardo Pascual, le gustaba mucho entrenar con jóvenes para mejorar técnica individual. Él se fijó en mí y empezamos a entrenar juntos y yo a ir a sus campus.

¿Sigue teniendo las mismas metas/objetivos hace unos años que ahora?

Con la edad que comencé solo me planteaba disfrutar y aprender todo lo que pudiera. Aunque luego con el tiempo y las oportunidades que van saliendo esos objetivos o metas van cambiando. Siempre se plantean nuevos retos cuando has conseguido los anteriores. El mío actual es dejar a Palencia Baloncesto en lo más alto, y a ser posible en ACB. Trabajaré por ello.

¿Cómo ha sido el momento de dar el salto a nivel profesional? 

Resultó ser muy rápido, con apenas dos años jugando, gracias a los campus de baloncesto y acabé fichando por Forum Valladolid. He de confesar que he sido muy afortunado por tener esta oportunidad y por contar con la ayuda de Eduardo Pascual.

¿Cambiaría algo de lo hecho esto hasta ahora?

La verdad que no cambiaría nada, pero sí es cierto que hubiera empezado mucho antes a jugar al baloncesto. Aunque tengo esta sensación porque me ha ido muy bien y estoy agradecido por ello.

¿Ha tenido que tomar en algún momento una decisión difícil?

Pues sí, la tomé con 18 años y es la de separarme de la familia, de los amigos y de mi sitio de confort para irme a un sitio que no conocía, comenzar de cero y conseguir el sueño de ser jugador profesional de baloncesto.

¿Qué le ha aportado el basket en su vida?

Hasta el día de hoy me ha aportado una forma de vivir, rutinas, tener muchas amistades y conocer diversos lugares.

¿Qué es lo que aporta al equipo a nivel personal?

Principalmente intento aportar mi personalidad como ser buen compañero, espíritu de trabajo, el carácter ganador y luchador, que en los equipo que he jugado es lo más importante para mí, más allá de los números, estadísticas…

Dada su trayectoria deportiva aqui ¿cómo contempla la opción de que su camiseta sea la primera que se retire en el club?

Uff… Este tipo de homenajes para un jugador es un gran orgullo. Ver la camiseta tuya colgada en un pabellón, aparte de lo que puedas conseguir deportivamente, es algo que me haría sentir muy orgulloso porque no es algo que se pueda ver por muchas canchas.

Muchos le consideran algo más que un jugador, ¿usted lo siente así?

Al final los aficionados o los niños siempre se fijan en los jugadores y para mí es un orgullo que me consideren así, aunque habrá gente que piense todo lo opuesto. Al final con trabajo y esfuerzo todo se puede conseguir y si puedo servir de espejo para alguien me hace muy feliz.

¿Hay algo que le haya sorprendido de un aficionado?

Todas las muestras de cariño con los aficionados a través de mensajes, regalos, detalles con mi familia… Es algo que valoro mucho y es de agradecer.

Todos los hijos idolatran a sus padres ¿cómo viven los suyos su profesión?

El mayor (Markel) lo vive con mucha pasión y ya ha empezado a jugar en su colegio. Luego las visitas que hacemos con el equipo a colegios son especiales, los niños y padres hablan de mí en su círculo de gente. La niña sabe también lo que hay pero no lo vive con tanta pasión.

El vínculo con una ciudad y su gente ¿se valora más con el tiempo a la hora de renovar por un equipo?

Bueno si, aunque en mi caso no he estado en muchas ciudades. Al final todo va envuelto en lo bien que te sientes, si hay un buen proyecto, cómo se vive el baloncesto en la ciudad…Yo en Palencia, por la situación familiar con la que vine, he encontrado la estabilidad absoluta.

Para acabar damos las gracias a Urko Otegui por participar en esta sección y mostrarnos un poco más de su historia como persona. Muchas gracias por todo lo que haces más allá de una cancha. Eres un ejemplo para los demás.