SUMA Y SIGUE PARA UN FILIPENSES

FILIPENSES UEMC

Polanco (7), Edu (10), Pablo (8), Miguel (17) y Juan (7) – 5 inicial –

A.Gadea (2), Ochoa (4), Cuevas (6), Acitores (6) y Guille (7)

 

E.M.OBILA BANKIA UCAV

Ortega (8), López (2), Mayorga (29), Ramos (4) y Martín (2) – 5 inicial –

Abad (5), Martín (-), Bellido (-), Jiménez (-), Carmona (-), Blázquez (-) y Rodríguez (5)

 

Suma y sigue para un Filipenses que se lleva otra victoria en el duelo que le enfrentaba al E.M.Obila por 74-55.

En el partido de ida los palentinos ganaron por una abultada diferencia y esta vez el equipo abulense llegaba con el propósito de competir a un crecido Filipenses que aún sigue invicto.

Los primeros compases fueron de intercambio de canastas entre ambos quintetos, los locales buscaban un ritmo alto de juego y los visitantes todo lo contrario colocando una defensa en zona durante muchos minutos de partido.

Finalizando el primer cuarto, los colegiales apretaban más la salida de balón y conseguían recuperaciones seguidas de canastas al contragolpe.

En el inicio del segundo cuarto Filipenses dio continuidad a su juego intenso y ataques rápidos para evitar toparse con una defensa en zona cerrada y elevar hasta la veintena la diferencia a su favor en el marcador (42-22).

El encuentro se rompió demasiado pronto y el juego fue perdiendo en intensidad y vistosidad hasta llegar al descanso (48-27).

En la reanudación Filipenses salió al campo y se dejó en el vestuario el rigor táctico, jugando cada uno a su bola en la canasta contraria.

Ávila aprovechó estos instantes para además conseguir canastas fáciles ante una inoperante defensa local y logró colocarse a doce puntos de su rival (48-36).

El cuadro local movió su banquillo y dio entrada a otros jugadores que se volvieron a emplear en tareas defensivas para volver a retomar el encuentro donde lo dejó (63-42) tras el mal inicio de cuarto otra vez.

Los últimos diez minutos de partido fueron malos por parte de ambos equipos, Filipenses se contagió del mal juego, contra una defensa zonal que no conseguían atacar con fluidez y que propiciaba errores en la selección de tiro por parte de los palentinos.

Así pues el partido llegó a su fin con el resultado final de 74-55, suficiente para seguir sumando mientras el equipo espera pronto completar su plantilla, recuperando y poniendo en forma a jugadores que han pasado o siguen con lesiones de larga duración.