Mostraron una buena cara pese a jugar contra un equipo a priori muy superior.

Quinto partido de la temporada en categoría infantil, partido que nos enfrentaría con el máximo candidato a quedar primero de grupo como es Maristas, el otro equipo palentino del grupo. Un encuentro que, pese a lo abultado del resultado a favor de Maristas, deja entrever una mejoría por parte de Filipenses, que mostraron una buena cara pese a jugar contra un equipo a priori muy superior.

Pese a lo antes mostrado, se empieza a ver una evolución en Filipenses, que está "pagando la novatada", al ser el equipo más joven de todo el grupo, y cogiendo experiencia en partidos contra grandes plantillas para momentos posteriores de la temporada. Esperamos ver una mejoría de cara a la segunda vuelta del grupo, y que esta mejoría se traslade a temporadas posteriores.

El siguiente partido será el 3 de Abril en el pabellón Antonio Vecino (La Borreca) en el que será el segundo partido que disputemos contra un equipo de Ponferrada. A priori, un rival más cercano a nuestro nivel, donde el partido será previsiblemente más competido que los anteriores.