El mal inicio hizo imposible la remontada.

FILIPENSES 52 (7+14+17+14): María, Marina 2, Beatriz 5, Ilenia 2, Sandra 8, Lucía 15, Elena 1, Alexia 19.

AGUSTINOS LEVIDRIO 66 (21+15+14+16): Briz 5, Fernández 15, Pérez 20, Castro 3, González 11 - cinco inicial - Mielgo 3, Zorita 2, Pérez 5, García 2.

ARBITROS: Sres. Arranz y De la Torre. Señalaron 22 faltas a Filipenses y 22 a Agustinos, eliminada Beatriz (Filipenses).

Mal inicio de partido de Filipenses que le hizo imposible la remontada final. El gran acierto visitante en la línea de puntos (3 de 3 en estos primeros minutos) les daba unas primeras ventajas de hasta 15 puntos mediado el cuarto (2-17).

Cambió la cara Filipenses en los segundos 10 minutos, demostrando una mayor actividad en la pintura y con una defensa más agresiva que hacía difíciles los ataques visitantes, obligándolos a agotar la posesión en dos de ellos.

Pero cuando de verdad demostraron las locales su compromiso fue en la reanudación, con varios balones robados que culminaban en contraataques que les llevaba a reducir la desventaja hasta los 8 puntos (30-38 minuto 6). 

En los últimos diez minutos de encuentro, Filipenses acusó físicamente el esfuerzo realizado provocando imprecisiones en los pases, lo que facilitaba la victoria de un Agustinos que tuvo que emplearse a fondo ante la competitividad demostrada por un Filipenses que, aún con varias bajas sensibles de la plantilla, no perdió la cara al encuentro en ningún momento.

La 16ª jornada de liga, Filipenses visita el feudo de Santa Marta el domingo 16 a las 18:30 horas.