Senior Masculino

4/03/2017

C.B. SAN ANDRÉS: 80 – 81: FILIPENSES

PARCIALES: 17-18, 31-31 (14-13), 52-55, (21-24), 80-81 (28-26)
ANOTADORES
C.B. SAN ANDRÉS: de Prada (19), Pérez (-), Domínguez (21), Martínez (15), Fidalgo (7) – Martínez (2), Río (9), Fernández (-), Alonso (1), Fernández (6)
FILIPENSES: Sergio (16), Dani (-), Gus (5), Fran (2), Jaime (10) – Guillermo (-), Isaac (4), Pepo (9), Miguel (18), Juanpe (14), Carlos (3)
Si la semana pasada salió cruz con un mal partido de los nuestros, ésta salió cara nada menos que contra un equipo como San Andrés que no conocía la derrota en todo el ejercicio 2017/2018.
Desde el comienzo Filipenses salió dispuesto a llevarse la victoria con un juego ordenado en ataque y especialmente con una defensa intensa sobre los hombres altos de San Andrés. Esta buena labor defensiva fue determinante para que los leoneses no hicieran sus típicos parciales de primer cuarto en los que suelen dejar casi sentenciado el partido, al contrario, los que dominaban el marcador eran los nuestros.
El segundo cuarto fue el primer momento en el que los locales conseguían imponer su juego interior y se ponían por delante 26-20. Pero poco a poco los visitantes mejoraban sus prestaciones en defensa lo que les ayudaba a mejorar situaciones ofensivas y lograban llegar al descanso con empate a 31 en el marcador.
El paso por el vestuario sentaba bien a los nuestros que salían con mucha confianza en sus opciones y jugaban unos minutos de muy alto nivel en ambas partes del campo colocándose con la máxima ventaja del partido: 40-52 a falta de menos de tres minutos para la conclusión del tercer período. Sin embargo, en los últimos instantes San Andrés volvía a igualar el marcador y se llegaba 52-55 a falta de diez minutos por jugar.
Ese último acto transcurrió muy igualado y con ambos conjuntos muy acertados de cara al aro. Al último minuto se llegaba empate a 77 y posesión para Filipenses que conseguía anotar y sacar falta (77-79). El tiro libre se fallaba pero los colegiales cogían el rebote ofensivo y recibían una nueva falta. Los nuestros anotaban el primer tiro libre (77-80) y fallaban el segundo, pero luchaban el rebote y volvían a hacerse con la posesión. De nuevo falta de los leoneses con sólo 5 segundos por jugar. Se volvía a anotar el primer tiro libre (77-81) y a fallar el segundo. En este caso sí capturaban el rebote los locales que en un triple a la desesperada tenían la fortuna de anotar y colocar el 80-81 final.
En resumen, victoria con muy buen sabor de boca por el buen juego desarrollado pero con un significado sobre todo moral, ya que una vez clasificados para la fase de ascenso las victorias que realmente contarán serán las que se consigan allí. Sobre la fase de ascenso, tras los resultados de esta jornada parece que los equipos que finalmente la jugarán serán San Andrés, Tormes, Usal y nuestros chicos de Filipenses que lo consiguen por segundo año consecutivo. No obstante, aún restan tres jornadas para los colegiales que precisamente se enfrentarán el próximo domingo día 11 al otro gran favorito para el ascenso, C.B. Tormes, en el estreno de Filipenses en el Pabellón de Deportes de Palencia, una oportunidad para demostrar si los nuestros pueden mantener el nivel mostrado en su último encuentro.

24/02/2018

USAL: 67 – 56: FILIPENSES

PARCIALES: 13-13, 30-26 (17-13), 40-42 (10-16), 67-56 (27-14)
ANOTADORES
USAL: Herrero (5), Cano (7), Martínez (10), Zazo (13), Lavado (8) – Alonso (10), Mostaza (-), Frades (6), Mazur (2), Calvo (6)
FILIPENSES: Carlos (6), Miguel (9), Fran (7), Jaime (8), Isaac (1) – Guillermo (-), Pepo (6), Juanpe (13), Dani (3), Gus (3)

Después de cuatro victorias consecutivas llegó la derrota, en este caso a manos de Universidad de Salamanca, que aun no partiendo como favorito supo jugar sus armas mejor que Filipenses, especialmente en los últimos instantes en los que aprovechó los errores rivales.
No tuvieron su mejor tarde los nuestros; el inicio frío, como el pabellón universitario, por parte de ambos conjuntos provocaba la igualdad en el marcador, con muchas pérdidas por parte de los visitantes que aprovechaban los charros. Era en el segundo cuarto cuando los locales se distanciaban hasta una máxima ventaja de 13 puntos a falta de menos de tres minutos para el descanso. En esos últimos instantes de cuarto Filipenses mejoraba sustancialmente en defensa y conseguían acercarse en el marcador hasta el 30-26 con el que se llegaba al descanso.
El paso por el vestuario sentó bien a los nuestros que por primera vez en el partido dominaban el ritmo de juego y mantenían el nivel defensivo de los últimos minutos de la primera parte. De esta manera se ponían por delante 40-42. El comienzo del último período proseguía de forma similar y Filipenses se mantenía arriba con pequeñas rentas de hasta cuatro puntos, pero poco a poco las cosas se igualaron más y se llegó a falta de tres minutos para la conclusión con empate a 53. En esos últimos compases los locales jugaron mucho mejor, aprovechando los numerosos errores de los colegiales y consiguiendo una victoria, con una diferencia final quizá excesiva por lo sucedido en el campo, pero al fin y al cabo justa.
El próximo partido de Filipenses les enfrentará al líder invicto San Andrés en tierras leonesas el próximo sábado día 3 de marzo.

28/01/2018

C.B.PALENCIA: 53 – 72: FILIPENSES

PARCIALES: 8-16, 32-38 (24-22), 42-53 (10-15), 53-72 (11-19)
ANOTADORES
C.B.PALENCIA: Nyro (10), Fran (5), Edu (4), Rubén (10), Bruno (4) – Pablo (9), Torío (-), Joel (4), Ángel (7), Luis (-), Fernando (-)
FILIPENSES: Carlos (11), Miguel (12), Gus (4), Jaime (14), Isaac (4) – Fran (2), Pepo (5), Juanpe (16), Dani (-), Quique (-), Sergio (4), Maté (-)

Victoria de Filipenses en el derbi frente al C.B. Palencia por 53-72, en el día en el que el club local hacía un merecido homenaje a su entrañable delegado de campo durante muchos años, Quique Carracedo, conocido por todos en Palencia y al que se le tiene un cariño especial.
Los nuestros mandaron en el marcador durante la práctica totalidad del encuentro, si bien no conseguían romper el partido hasta el último cuarto. Se podría decir que los colegiales tuvieron un día de luces y sombras en su juego. Las luces en el buen tono defensivo general durante muchos minutos que provocaba pérdidas y malos tiros de los locales, y el equilibrio en el juego grupal de Filipenses que en un mal día en el tiro exterior (sólo tres triples anotados) consiguieron encontrar el aro en otro tipo de acciones y anotar 72 puntos.

Las sombras fueron el nulo control del rebote, cedido totalmente a los morados y que les permitió tener infinidad de segundas opciones, y la pérdida de concentración y ritmo de juego en determinados momentos del partido.
Primer cuarto en el que Filipenses desde el inicio domina basado en una buena defensa que le posibilita atacar con confianza y poner las primeras diferencias. A falta de dos minutos para el final de cuarto, 6-16 en el marcador, los nuestros tienen una de esas desconexiones que dura hasta aproximadamente el minuto tres del segundo período y que permite a los locales ponerse arriba por primera y única vez en el partido 19-18. A partir de ahí, de nuevo los colegiales vuelven a dominar el juego desde la defensa dejando a los morados en 22 puntos durante varios minutos y obteniendo ventajas de hasta nueve puntos. En los instantes previos al descanso el partido entra en una dinámica de descontrol que favorece al C.B. Palencia y se llega con 32-38 al final del segundo cuarto.
Comienzo de tercer período calcado al inicio del partido, Filipenses entra bien al campo y se pone 32-42 rápidamente, lo que provoca el tiempo muerto de los locales. Sin embargo, los nuestros continúan abriendo brecha y llegan a una máxima ventaja de 15 puntos (34-49) mediado el cuarto, aunque finalmente otra de esas desconexiones facilita que la ventaja se quede en 11 puntos (42-53) a falta de diez minutos por jugar. Último cuarto tenso, en el que los colegiales mantienen ventajas de entre 8 y 12 puntos. Es en los últimos cinco minutos cuando los nuestros consiguen distanciarse endosando un parcial de 0-14 aprovechando sus ventajas en ataque y sobre todo manteniendo el nivel defensivo.
La próxima jornada los nuestros deberán jugar de nuevo fuera de casa por la falta de instalaciones en Palencia donde disputar su partido. Por lo tanto Filipenses jugará contra La Flecha en casa de estos el domingo día 4 de febrero a las 18:30.

 

13/01/2018

QUESERÍA LA ANTIGUA CB. TORMES 66-70 FILIPENSES

QUESERÍA LA ANTIGUA CB. TORMES (15, 20, 23, 8): 66
Herrero (12), Jaoni (5), Vázquez (8, 1t), Fortwoid (5, 1t) y Carcaño (6) – Salón (10), Barriuso (5, 1t), Yáñez (11), Matillo (4, 1t) y Díaz (0).
FILIPENSES (15, 17, 24, 14) : 70
Carlos (5), Miguel (23, 4t), Gus (7, 1t), Jaime (8) , Isaac (4) – Fran (2), Manuel (3, 1t), Pepo (5, 1t), Dani (0), Kike (0), Alfonso (0) y Álvaro (13, 2t)

Desplazamiento a Salamanca y se presentaba con bajas importantes como la de Sergio, Juan Pedro, Padilla, y con algunos jugadores “tocados”, frente a uno de los equipos fuertes de la liga.
Se planteó un partido de pocos puntos y donde las defensas tenían que primar sobre el ataque.
Desde el primer minuto, los jugadores palentinos se mostraron fuertes en la defensa y avisando que el partido iba a ser duro.
Tras una ventaja inicial, el equipo salmantino se vio obligado a dar todo y logró ponerse por delante en el marcador en el último minuto del primer cuarto, tras 3 fallos seguidos de los nuestros aunque la reacción llegaría en los segundos finales del cuarto con un triple del equipo palentino.
Todo el segundo cuarto fue muy disputado, donde las defensas se impusieron, y aquí fue donde Tormes llego a coger la máxima ventaja del partido 25-18, pero la reacción palentina no tardaría en llegar y volver a la senda del partido con 3 ataques seguidos llegando al final de la primera parte con ventaja local de 3 puntos.
En el tercer cuarto las defensas cayeron para dar paso al ataque, donde los Filipenses llegó a encajar 4 triples (dos de ellos seguidos) y colocarse por delante en el marcador y afrontar el último cuarto con opciones de llevarse el encuentro.
En el último cuarto Filipenses planteó defensa en zona, lo que hizo que C.B. Tormes tan solo anotara 8 puntos en todo el cuarto y Filipenses obtuviera una ventaja de 6 puntos dando serenidad y tranquilidad para no dejar escapar la victoria en la casa de uno de los favoritos de la liga.
Destacar el trabajo de los doce jugadores de Filipenses, que dieron el 100% en todo momento, con una defensa intensiva que hizo que volvieran a Palencia con una gran victoria.

 

17/12/2017

FILIPENSES: 69 – 78: SAN ANDRÉS

ANOTADORES
FILIPENSES: Carlos (2), Miguel (14), Fran (14), Abello (-), Jaime (2) – Kike (-), Isaac (2), Pepo (3), Dani (-), Gus (7), Sergio (19), Maté (6)
SAN ANDRÉS: de Prada (4), Pérez (4), Domínguez (18), Martínez (15), González (16) – Martínez (-), Delgado (17), Fernández (-), Alonso (2), Fernández (2)

No pudo ser y Filipenses cayó derrotado por 69-78 ante San Andrés en un partido en el que salvo los primeros ocho minutos los nuestros jugaron un encuentro muy meritorio poniendo en serios aprietos al mejor equipo de la competición.
Mal inicio de los locales con muchas dificultades en defensa debido a la altura de los leoneses que conseguían canastas cerca del aro y hasta 10 rebotes ofensivos en este primer cuarto. A ello se unía el acierto exterior de los visitantes, en ocasiones con algo de fortuna en sus lanzamientos, y que ponía las primeras diferencias en el marcador. Además, Filipenses no era capaz de encontrar buenas finalizaciones en ataque, a veces por precipitación y otras por la intimidación de los hombres altos de San Andrés. En el minuto ocho el marcador señalaba un alarmante 7-29 que hacía presagiar una mala tarde para los colegiales. Sin embargo, a partir de ahí los nuestros comenzaron a apretar en defensa, no permitiendo tiros cómodos y luchando cada rebote. Este aumento de la intensidad defensiva les daba confianza en ataque y empezaban a encontrar mejores situaciones de tiro, por lo que las distancias se iban reduciendo hasta el 34-44 con el que se llegaba al descanso.
Tras el paso por el vestuario, Filipenses continuaba con el mismo nivel de intensidad y seguía acercándose en el marcador hasta un 44-50 muy esperanzador. Sin embargo, las continuas faltas provocadas fundamentalmente por los interiores del equipo leonés mantenían su ritmo de anotación y volvían a abrir brecha llegando 49-63 al término del tercer período.
El último cuarto empezaba de la peor manera posible y San Andrés se iba 49-68 poniendo las cosas casi imposibles para los locales. Pero de nuevo, los nuestros daban una lección de tenacidad, y a pesar de fallar demasiados tiros libres que les hubiera permitido acercarse más, se colocaban 67-75 a falta de algo más de dos minutos para la conclusión metiendo el miedo en el cuerpo a los visitantes. En esos instantes, Filipenses desperdiciaba dos ataques que podían haber apretado aún más el marcador, y los leoneses sentenciaban desde la línea de tiros libres.
En resumen, un buen partido de los nuestros a pesar de los problemas para coger ritmo de juego y de las importantes bajas que tenían. Ahora llegan las vacaciones de Navidad y de nuevo varias semanas sin jugar, por lo que no será hasta el día 13 de enero cuando Filipenses vuelva a disputar su siguiente partido de liga, en esta ocasión lo hará en Salamanca frente a C.B.Tormes, el otro equipo fuerte de la competición.

 

3/12/2017

FILIPENSES: 68 – 57: USAL

PARCIALES: 18-12, 32-30 (14-18), 51-49 (19-19), 68-57 (17-8)
ANOTADORES
FILIPENSES: Carlos (4), Miguel (9), Gus (9), Quique (-), Jaime (3) – Fran (6), Isaac (4), Pepo (3), Juanpe (17), Dani (-), Sergio (9), Maté (4)
USAL: Ramírez (4), Cano (8), Herrero (5), Martínez (1), Zazo (14) – Alonso (-), Frade (3), Mazur (3), Fra (-), Calvo (8), Lavado (-), Martín (11)

Victoria de Filipenses en un mal partido de los nuestros que salvando algunos momentos del primer cuarto y los últimos cinco minutos de encuentro, el resto del tiempo no supo encontrar el ritmo ni las opciones adecuadas en su juego.
A pesar de que los colegiales se distanciaban hasta una máxima de ocho puntos en el primer período, Universidad de Salamanca no perdía la cara al encuentro y a base de constancia iba recortando diferencias hasta llegar sólo dos abajo al descanso. Eran minutos de desconcierto y precipitación para Filipenses, tanto en ataque donde no ponían el tempo adecuado en ninguna acción, como en defensa en la que hacían aguas en el 1×1 y en el bloqueo del rebote defensivo.
El tercer cuarto seguía la misma tónica y los charros se ponían arriba en el marcador con pequeñas ventajas de hasta tres puntos. El último período comenzaba con dinámica similar y a falta de cinco minutos para el final el marcador señalaba 53-55 para los visitantes. En esos minutos decisivos por fin los nuestros supieron jugar con más cabeza en ataque y más intensidad en defensa, endosando un parcial de 15-2 definitivo para llevarse el partido.
En resumen, victoria con muchas sombras de Filipenses que ahora vuelve a tener otra semana de parón y no será hasta el domingo 17 de diciembre cuando juegue de nuevo, esta vez contra el campeón de Copa, San Andrés, de nuevo en Palencia.

12/11/2017

FILIPENSES: 71 – 86: C.B.TORMES

Derrota de Filipenses en su partido de semifinal de Copa frente a C.B.Tormes por 71-86, un resultado quizá demasiado abultado para los méritos hechos por uno y otro equipo sobre el parquet.

C.B.Tormes es un equipo tremendamente físico: dos americanos, jugadores jóvenes fuertes y rápidos, pívots por encima de los 2m… Un conjunto con un único objetivo: ascender y poder plantar cara al otro favorito de la competición, San Andrés. Por su parte, Filipenses contaba con bajas muy sensibles además de la falta de ritmo por la ausencia de competición desde el 15 de octubre, por lo que para ellos era fundamental controlar el tempo de partido y durante muchos minutos los colegiales consiguieron dominar ese ritmo, en base a una defensa notable y sobre todo a la inteligencia de sus jugadores en el ataque.

Primer cuarto en el que los locales, aunque salían bien, les costaba entrar por completo en el partido debido a la falta de competición, lo que aprovechaban los charros para distanciarse hasta 6 puntos (13-19). Sin embargo, los palentinos iban entonándose y con un triple sobre la bocina llegaban al término de los primeros 10 minutos 18-20. Era en el segundo cuarto cuando Filipenses sacaba su mejor versión, con un dominio absoluto del juego en ataque y un buen tono general en defensa, llegando a una máxima ventaja de 13 puntos (40-27). Sólo el poderío físico de los visitantes con algunos rebotes ofensivos les mantenía a distancias aceptables. 42-33 al descanso.

A pesar del empuje de los jugadores de C.B.Tormes en los primeros compases del tercer período, los nuestros no se descomponían y llegaban 54-44 a falta de menos de cuatro minutos para acabar el cuarto, acertados en el tiro exterior pero sobre todo manteniendo el nivel en defensa. A partir de ahí el partido dio un giro de 180 grados: varias pérdidas y malas decisiones en ataque de Filipenses propiciaron contraataques fáciles de los charros que recortaban rápidamente la diferencia y se ponían 54-55 arriba a falta de diez minutos por jugar. No acababa ahí la sangría, los primeros minutos de este último acto continuaban la misma tónica y la diferencia se iba hasta los 11 puntos (54-65) para completar un durísimo parcial de 0-21. Aunque posteriormente los nuestros intentaron remontar, con más corazón que cabeza, el bloqueo mental debido al giro tan brusco del partido no les permitía tomar buenas decisiones en ataque ni estar intensos en defensa, llegando a la conclusión con el 71-86 que reflejaba el marcador.

Partido duro del que se pueden sacar lecturas tanto positivas como negativas, frente a un rival que junto a San Andrés se erigen como máximos favoritos para el ascenso a liga EBA.

Lo peor de todo es que ahora los nuestros vuelven a otro largo período de descanso: esta semana porque se juega la final de Copa y la siguiente porque a pesar de que la liga es par, la federación no tuvo a bien cambiar el calendario hecho cuando aún el grupo era impar (Venta de Baños estaba inscrito en primera pero finalmente consiguió plaza en EBA), por lo que cada jornada descansan dos equipos (al que le tocaba jugar contra Venta de Baños y al que le tocaba descansar por grupo impar). Así que no será hasta el día 3 de diciembre cuando Filipenses vuelva a jugar, en este caso la segunda jornada de liga frente a Universidad de Salamanca, por lo que una vez más, será difícil encontrar algún ritmo de competición en este calendario tan bien ideado.

PARCIALES: 18-20, 42-33 (24-13), 54-55 (12-22), 71-86 (17-31)

ANOTADORES

FILIPENSES: Carlos (2), Miguel (18), Gus (4), Quique (2), Jaime (2) – Kike (-), Fran (5), Manuel (-), Isaac (14), Pepo (5), Dani (-), Sergio (19)

C.B.TORMES: Salaam (22), Herrero (14), Yáñez (5), Carcaño (6), Opon (1) – Elvira (6), Barriuso (5), Vázquez (11), Díaz (3), Serrano (4), Fortuoso (8)

IMÁGENES CORTESÍA DE BALONCESTO CON P

FILIPENSES: 74 – 69: C.B.PALENCIA

Victoria de Filipenses Baloncesto en su primer partido de copa frente al C.B.Palencia; un partido en el que los nuestros cometieron innumerables errores dejando patente que aún les queda un largo camino de mejora si quieren competir con los mejores equipos de la categoría.

Bien es cierto que los colegiales se presentaban al partido con sólo dos encuentros disputados en su particular pretemporada, además de importantes ausencias en el equipo por motivos laborales. A pesar de ello, Filipenses supo jugar un partido de muchas alternativas en el que no fue constante en su juego pero sí supo tomar las decisiones correctas en los momentos importantes.

Comenzaban bien los locales con un 4-0 de inicio, pero los morados no tardaron en colocar un fuerte parcial de 0-12 cogiendo las primeras ventajas. Los nuestros no se venían abajo y a pesar de los continuos fallos desde la línea de tiros libres (1 de 12 en la primera parte) y de la mala lectura de ventajas en ataque, iba recortando la diferencia. Se entraron entonces en unos momentos muy vistosos en el que ambos conjuntos estuvieron acertados en el tiro exterior aumentando así el nivel anotador que había sido muy bajo en los primeros compases. Esto favoreció a los nuestros que se despegaron hasta el 38-32 con el que se llegaba al descanso.

Tras el paso por el vestuario, los locales siguieron aumentando la ventaja, jugando a un ritmo alto en ataque y que les daba la máxima ventaja del partido, 57-41 a falta de tres minutos para el término del tercer cuarto. Pero la falta de consistencia en el juego de Filipenses facilitó el que los visitantes se volvieran a meter en el partido poco a poco hasta ponerse por delante 62-63 a falta de poco más de cuatro minutos para el final. En las siguientes acciones Filipenses estuvo bien en defensa y encontró buenas situaciones de ataque en las que sacó falta, pero falló los 6 tiros libres de los que dispuso. Así se llegó a los últimos dos minutos de partido, en los que esta vez sí, los colegiales estuvieron más acertados de cara al aro e hicieron llegar el balón a sus tiradores más fiables para recibir falta y anotar los tiros libres.

 En resumen, victoria sin mucho brillo para ir cogiendo ritmo de competición e ir puliendo errores. El próximo partido de Filipenses les enfrentará a La Flecha en tierras vallisoletanas. Será el domingo día 15 a las 18:30h.

ANOTADORES

PARCIALES: 10-12, 38-32 (28-20), 58-47 (20-15), 74-69 (16-22)

FILIPENSES: Carlos (5), Miguel (9), Fran (14), Quique (-), Jaime (6) – Guille (-), Isaac (4), Pepo (3), Dani (-), Gus (6), Sergio (17), Ángel (10)

C.B.PALENCIA: Luis (6), Fran (11), Joel (9), Nyro (5), Ángel (15), Rubén (7), Bruno (7), César (9), Edu (-), Fernando (-), Alberto (-)

¡ HAZ TU ABONO!

El Club Blanca de Castilla- Filipenses ha puesto en marcha su campaña de abonados para la temporada 2017/2018 que militará en Primera División Nacional Masculina.
El precio es 10€ y se podrán adquirir en las oficinas del Club en C/ Eduardo Dato, o al correo cdblancadecastilla@hotmail.com.
Contamos con la colaboración de Copiplus una empresa dedicada a la impresión rápida digital y offset, diseño gráfico & veb, rotulación, copispería, papelería, envios, regalos y mucho más, situada en c/ Eduardo Dato 11 de Palencia que que ha hecho posible esta campaña.

 

Un proyecto de continuación que nos hace crecer como Club