PRETEMPORADA DÍA A DIA

Durantes estos 5 días el trabajo ha sido intenso y las ganas de baloncesto muchas.

Al atardecer tocaban competiciones , eran momentos de poner en práctica lo aprendido pero la finalidad principal era pasarlo bien y formar equipo con los que habitualmente no estamos.

La piscina nos ayudó a relajarnos físicamente y seguir disfrutando del grupo.

Llegada la noche, tocaba ir a las habitaciones y aunque el cansancio pasaba factura, siempre había hueco para un chascarrillo o una broma.

Exito rotundo, y ya solo toca seguir trabajando porque llega lo bueno.

FILIPENSES BALONCESTO YA ESTÁ AQUÍ.